Huevos orgánicos

¿Qué es un huevo orgánico?

Los huevos orgánicos se definen como:

  • Huevos que son puestos por gallinas que no viven en jaulas, que son criadas con alimento orgánico certificado y que tienen acceso al aire libre.
  • A las gallinas sólo se les da alimento que se cultiva sin pesticidas sintéticos, fungicidas, herbicidas o fertilizantes.
  • El 100% de los ingredientes agrícolas de los alimentos deben estar certificados como orgánicos. Se prohíben los antibióticos y las hormonas del crecimiento.
huevos organicos
Huevos orgánicos.

Diferencias entre gallinas camperas y orgánicas

Las diferencias significativas son en cuanto a piensos, los medicamentos y el bienestar de los animales. Las gallinas ecológicas son alimentadas con piensos ecológicos; está prohibido alimentar con subproductos animales o cultivos modificados genéticamente, lo que no está prohibido en gallinas camperas; no se permiten antibióticos excepto en situaciones de emergencia (en las camperas, depende del agricultor, pero se permiten los mismos niveles de antibióticos que en la agricultura convencional); las normas de bienestar animal exigidas en las granjas ecológicas son más estrictas, lo que puede mejorar la calidad tanto de los huevos como de la carne.

En la Unión Europea (UE), para identificar y rastrear la producción de huevos, se debe imprimir legalmente un código único en todos los huevos. Un código “0” distingue a los huevos de la agricultura ecológica, el “1” es para las gallinas camperas.

¿Son los huevos orgánicos más saludables que los huevos normales?

La producción orgánica puede representar sólo una pequeña fracción de las ventas agrícolas, pero ha estado en auge en las últimas dos décadas. A menudo, creemos que orgánico significa más saludable, pero orgánico no siempre significa que el alimento sea más nutritivo. Los científicos han estado debatiendo durante muchos años si los huevos orgánicos son más saludables que los huevos convencionales.

Cuando se trata de macronutrientes, hay poca diferencia entre los huevos orgánicos y los huevos convencionales. Los huevos orgánicos contienen cantidades similares de proteínas, carbohidratos y algunas grasas que los huevos convencionales. No hay evidencia que demuestre que los huevos orgánicos tienen menos colesterol que los huevos convencionales. Un estudio italiano reveló que las posibilidades de que todos los huevos (tanto los orgánicos como los convencionales) se contaminaran con Salmonella eran minúsculas, pero aún posibles.

Investigaciones recientes han encontrado que los huevos orgánicos tienen más micronutrientes que los huevos convencionales. Los resultados de la Universidad de Penn State sugieren que los huevos de gallina orgánicos tienen tres veces más ácidos grasos omega-3 que sus contrapartes enjauladas. Los huevos también contenían un 40% más de vitamina A y el doble de vitamina E.

A muchas personas les preocupan los antibióticos en sus alimentos. Los huevos orgánicos están libres de cualquier residuo de antibióticos. En un estudio del año 2000, publicado en el Journal of Agriculture and Food Chemistry, los investigadores encontraron que los antibióticos usados en la alimentación de las gallinas podrían permanecer en los huevos de las gallinas hasta por siete días.

El arsénico es un metal pesado venenoso cuando hay demasiada presencia en el cuerpo. Una prueba del Departamento de Salud de Utah identificó huevos contaminados con arsénico en gallinas alimentadas con alimentos convencionales. La contaminación por arsénico proviene de un aditivo llamado roxarsona, aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA), que se utiliza para promover el crecimiento de los pollos. Los huevos orgánicos no tienen ninguno de estos productos químicos o metales pesados.

Si quieres obtener tu proteína diaria, elegir cualquier tipo de huevo funcionará. De lo contrario, los huevos orgánicos pueden reducir el riesgo de que consumas antibióticos o metales pesados.