Huevos y diabetes

¿Puedo comer huevos si tengo diabetes?

Los huevos son un alimento versátil y una gran fuente de proteínas.

La Asociación Americana de Diabetes considera que los huevos son una excelente opción para las personas con diabetes. Esto se debe principalmente a que un huevo grande contiene alrededor de medio gramo de carbohidratos, por lo que se cree que no van a elevar tu nivel de azúcar en la sangre.

huevos diabetes
Los huevos y la diabetes.

Sin embargo, los huevos tienen un alto contenido de colesterol. Un huevo grande contiene casi 200 mg de colesterol, pero es discutible si esto afecta negativamente al cuerpo o no.

Controlar tu colesterol es importante si tienes diabetes, porque la diabetes es un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular.

Los altos niveles de colesterol en el torrente sanguíneo también aumentan el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Pero la ingesta dietética de colesterol no tiene un efecto tan profundo en los niveles sanguíneos como se creía. Por lo tanto, es importante que cualquier persona con diabetes esté consciente y minimice otros riesgos de enfermedad cardíaca.

Beneficios de los huevos

Un huevo entero contiene aproximadamente 7 gramos de proteína. Los huevos son también una excelente fuente de potasio, que favorece la salud de los nervios y los músculos. El potasio también ayuda a equilibrar los niveles de sodio en el cuerpo, lo que mejora su salud cardiovascular.

Los huevos tienen muchos nutrientes, como la luteína y la colina. La luteína protege contra las enfermedades y se cree que la colina mejora la salud cerebral. Las yemas de huevo contienen biotina, que es importante para la salud del cabello, la piel y las uñas, así como para la producción de insulina.

Los huevos de las gallinas que deambulan por los pastos tienen un alto contenido de omega-3, que son grasas beneficiosas para las personas con diabetes.

Un huevo grande tiene sólo unas 75 calorías y 5 gramos de grasa, de los cuales sólo 1,6 gramos son grasas saturadas. Los huevos son versátiles y se pueden preparar de diferentes maneras para satisfacer sus gustos.

Puedes hacer que un alimento ya saludable sea aún mejor mezclándolo con tomates, espinacas u otras verduras. Pero por muy saludables que sean en muchos aspectos, los huevos deben consumirse con moderación.

Preocupaciones sobre el colesterol

Los huevos tuvieron una mala reputación hace años porque se consideraban demasiado altos en colesterol como para formar parte de una dieta saludable. Mucho ha cambiado desde entonces. El papel del colesterol dietético en relación con el recuento total de colesterol en la sangre de una persona parece ser menor de lo que se pensaba anteriormente.

Los antecedentes familiares pueden tener mucho más que ver con tus niveles de colesterol que con la cantidad de colesterol en su dieta. La mayor amenaza para tus niveles de colesterol son los alimentos ricos en grasas trans y grasas saturadas.

Los huevos no deben consumirse en exceso si tienes diabetes. Las recomendaciones actuales sugieren que una persona con diabetes no debe consumir más de 200 miligramos de colesterol cada día.

Alguien sin diabetes o problemas de salud cardíaca puede consumir hasta 300 mg al día. Un huevo grande tiene alrededor de 186 mg de colesterol. No hay mucho espacio para más colesterol dietético una vez que se come ese huevo.

Una investigación sugiere que los altos niveles de consumo de huevos pueden aumentar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y enfermedades cardíacas. Aunque la conexión no está clara, los investigadores creen que el consumo excesivo de colesterol, cuando proviene de alimentos de origen animal, puede aumentar esos riesgos.

Debido a que todo el colesterol está en la yema, puedes comer claras de huevo sin preocuparse de cómo están afectando su consumo diario de colesterol.

Muchos restaurantes ofrecen alternativas a los huevos enteros en sus platos. También puedes comprar sustitutos del huevo sin colesterol en las tiendas hechas con claras de huevo.

Ten en cuenta, sin embargo, que la yema es también el hogar exclusivo de algunos nutrientes clave del huevo. Casi toda la vitamina A en un huevo, por ejemplo, reside en la yema. Lo mismo ocurre con la mayor parte de la colina, los omega-3 y el calcio en un huevo.

¿Qué hago para desayunar?

Si tienes diabetes, debes limitar el consumo de huevos a tres por semana. Si sólo comes claras de huevo, puedes sentirte tranquilo comiendo más.

Pero ten cuidado con lo que comes con tus huevos. Un huevo relativamente inofensivo y saludable se puede hacer un poco menos saludable si se fríe en mantequilla o aceite de cocina poco saludable.

Escalfar un huevo en el microondas sólo toma un minuto y no necesita grasa adicional. Del mismo modo, no hagas huevos con bacon o salchichas altas en grasa y sodio muy a menudo.

Un huevo duro es una buena opción, con alto contenido proteico si tienes diabetes. La proteína le ayudará a mantenerse lleno sin afectar su nivel de azúcar en la sangre. La proteína no sólo retarda la digestión, sino también la absorción de glucosa. Esto es muy útil si tienes diabetes.

Comer proteínas magras en cada comida y en los aperitivos ocasionales es un paso inteligente para cualquier persona con diabetes.

Así como tú estás empezando a conocer el contenido de carbohidratos y azúcar de varios alimentos, también debes prestar atención a los niveles de colesterol y grasas saturadas en tus alimentos.

Si eso significa cambiar algunos huevos enteros por claras de huevo o una proteína vegetal como el tofu, es una forma inteligente de disfrutar de las proteínas y mantener al mínimo los riesgos para la salud.

Sugerencia sobre la diabetes

¿Revueltos? ¿Escalfado? ¿Duro? Independientemente de cómo te guste preparar los huevos, trata de comer hasta tres de estas versátiles maravillas cada semana para aprovechar sus beneficios proteínicos y de carbohidratos. Recuerda, cuanto más sana sea la gallina, más sano será el huevo. Busca huevos de gallinas ecológicas o camperas (números 0 y 1) para aumentar las grasas omega-3 saludables para el corazón. Si te preocupa el colesterol, reduce tu consumo o usa claras de huevo.